Instrumentos Típicos de la Región Andina

BANDOLA:

Instrumento de cuerdas pulsadas, con una plumilla. Su función es la de llevar la melodía. Se emplea en los conjuntos llamados “estudiantinas”.

 

 

 

TIPLE:

Instrumento característico de la región Andina o de las cordilleras colombianas. Consta de doce cuerdas en cuatro órdenes triples. Es el instrumento más apropiado para acompañar bambucos, torbellinos y guabinas, las cuerdas se tocan con las uñas, una plumilla o con las yemas de los dedos.

GUITARRA:

Instrumento de cuerda de 6 cuerdas, fabricada en madera y desciende de el Laúd instrumento árabe.

MARACAS:

Instrumento construido con recipientes parciales como de calabazos o totumas que contiene semillas, piedras o frutos secos. Las totumas o calabazos se clavan a un mango, que se agita para acompañar ritmos populares. Las maracas se conocen también con el nombre de chuchos. En los llanos se les denomina “capachos”.

BOMBO:

Es una caja en balso y aros de madera común cuyo sonido se parece al de una conga sostenida. Los cueros que dan la sonorización son de venado adelante y de tatabro, animal parecido al cerdo, atrás. Las baquetas, llamadas boliches, son hechas en caucho de látex, y apagador, varilla de madera lisa.

CARANGANO:

Instrumento típico del Departamento del Huila, trozo de guadua de uno a dos metros, con unas cuerdas sacadas de la misma corteza levantadas sobre dos cuñas en las extremidades las cuales se golpean con uno o dos palillos.

 

 

 

RONDADOR:

Antiguo instrumento hecho de tubos de caña, con tamaños que van de mayor a menor entrelazados. En Cundinamarca, Santander, Tolima y Huila recibe el nombre de “capador” en Boyacá de “chiflo”.

ZAMBOMBA:

<

Se fabrica de calabazo o totumo. Se cubre con un parche de cuero y en el centro una varilla que se frota. Este mismo instrumento pero más grande y apoyado en el suelo recibe el nombre de “farruco”. Con la zambomba se acompaña en Santander las guabinas y torbellinos. En el Huila es muy popular con el nombre de puerca o marrano, esto por la semejanza con el gruñido del cerdo.